Universidad del Zulia
Correo LUZMapa del sitio
27 de mayo de 2017
 
Más Secretaría
Videos Secretaría
Calendario de Grado
Ubicación y contacto
Gacetas universitarias
Normas y Reglamentos de LUZ
Encuesta
¿Dónde te enteras de las noticias de asignación a LUZ y consignación de documentos?
  

images/stories/topes/banners2.jpg

Agrandar texto   Reducir texto   Reestablecer texto    
Los jóvenes y la orientación vocacional PDF Imprimir Correo

Dra. Marlene Primera Galué/ Secretaría LUZ


Una tarea importante que tiene la Secretaría de la Universidad del Zulia y que ha desarrollado con demostrado acierto, a través de la Prueba LUZ, es ayudar a los jóvenes bachilleres en la selección de una carrera que se ajuste a sus intereses y preferencias, contribuyendo de manera significativa y positiva al éxito en la culminación de sus estudios superiores y en la actividad profesional del egresado.


Esta misión llevada a cabo por orientadores con calificada experiencia ha permitido que LUZ se convierta en ejemplo para otras instituciones de educación universitaria, por los resultados óptimos que se han obtenido. 


Aunque la Orientación es considerada una disciplina joven, al menos en América Latina, no existen dudas acerca de su importancia y pertinencia para fortalecer los procesos educativos, hasta el punto que ha sido amparada por las constituciones de algunos países sudamericanos y por leyes que dictan los principios y valores en materia educativa.


La Ley Orgánica de Educación, artículo 6, numeral 1, parágrafo (f) señala que el Estado  garantizará los servicios de orientación del estudiante “que participe del proceso educativo en corresponsabilidad con los órganos correspondientes”. Queda demostrado que LUZ cumple con este deber de manera cabal. 


Sin embargo, al tener una gran fortaleza legislativa, la Orientación como disciplina encuentra un gran desafío en la multiplicidad de enfoques y modelos prácticos, el limitado número de profesionales del área o la inexistencia de los mismos en los centros educativos del ciclo medio general y diversificado, que adelanten procesos desde las escuelas para apoyar la labor desempeñada desde algunas universidades, como es el caso de LUZ.


El orientador es un actor clave en el éxito de los futuros profesionales venezolanos, y el éxito de éstos simboliza  eficacia y eficiencia de los centros educativos y las instituciones de educación universitaria a las que han asistido.


Hoy, nuestros jóvenes requieren de mayores esfuerzos para orientar sus senderos futuros en la búsqueda y exploración de la respuesta a su inquietud: ¿Qué profesión debo estudiar de acuerdo a mis aptitudes y gustos? He allí, entonces, la participación valiosa de los orientadores para identificar la vocación de los aspirantes a ingresar a sistema de educación universitaria.

 

 

 

 




^ Subir