Universidad del Zulia
Correo LUZMapa del sitio
23 de julio de 2017
 
Más Secretaría
Videos Secretaría
Calendario de Grado
Ubicación y contacto
Gacetas universitarias
Normas y Reglamentos de LUZ
Encuesta
¿Dónde te enteras de las noticias de asignación a LUZ y consignación de documentos?
  

images/stories/topes/banners2.jpg

Agrandar texto   Reducir texto   Reestablecer texto    
Hora resiliente PDF Imprimir Correo

Dra. Marlene Primera Galué / Secretaria LUZ


“Lo que motiva a los trabajadores del conocimiento, es lo mismo que motiva a los voluntarios: los retos”, afirmó Peter Drucker. La vigencia de dicha afirmación emerge de las condiciones cargadas de adversidad económica que matizan el año 2015. Es impostergable la búsqueda de respuestas y la generación de acciones que promuevan condiciones de adaptación al cambio.

Se precisa de reacciones flexibles, dinámicas, proactivas y propositivas que, ante las contingencias, posibiliten adaptarse rápidamente alineando objetivos, estrategias, procesos, y recursos. En pocas palabras, administrando desde la escasez económica para sostener viabilidad. Dicha habilidad ha sido definida como resiliencia. Estudiada a nivel individual y empresarial, hoy considero que ha llegado la hora resiliente para Venezuela.


Las condiciones económicas actuales caracterizadas por inestabilidades en los procesos de compra de bienes y servicios, restricciones al acceso de recursos de producción, diversos aspectos a resolver en la política económica sobre todo en lo referente a la política fiscal, monetaria, cambiaria e industrial conducen a establecer medios de respuestas que en primer orden, proteja a los componentes sociales más sensibles a los embates de la economía y en segundo lugar, reimpulse las actividades económicas. 


El fortalecimiento de las condiciones resilientes del venezolano implica para algunos autores, llevar adelante actuaciones dirigidas hacia la sociabilidad, la inteligencia, las habilidades de comunicación y los atributos personales; la protección de los cuerpos sociales estudiantiles, los jóvenes y adultos mayores, así como las personas con diversidad funcional. 


No es posible ignorar que todo proceso de construcción de respuestas resilientes se inicia a partir de un momento de crisis, de estrés y congestión. Es en este punto en el cual se da la bifurcación, podemos seguir el rumbo que nos conduzca a un estado de crisis permanente con las consecuencias nefastas para nuestra población o asumir el sendero con iguales dificultades con la diferencia en la cual, acordemos rescatar lo positivo del país y privilegiar la protección a nuestras generaciones futuras. 


La universidad venezolana enfrenta este año grandes dificultades pero iguales desafíos. También ha llegado el momento de darle utilidad al conocimiento para hacernos mejores. Un año de cambios, de aprendizajes, de transformación. Un año en el cual se nos exige ser resilientes.

 

 

 

 

 

 




^ Subir