Universidad del Zulia
Correo LUZMapa del sitio
27 de julio de 2017
 
Más Secretaría
Videos Secretaría
Calendario de Grado
Ubicación y contacto
Gacetas universitarias
Normas y Reglamentos de LUZ
Encuesta
¿Dónde te enteras de las noticias de asignación a LUZ y consignación de documentos?
  

images/stories/topes/banners2.jpg

Agrandar texto   Reducir texto   Reestablecer texto    
El venezolano y su solidaridad PDF Imprimir Correo

Dra. Marlene Primera Galué / Secretaria LUZ

 

En una época controvertida, caracterizada por dificultades de índole político, económico y sociocultural, los venezolanos estamos llamados a reflexionar acerca de aquellos valores que nos han identificado y se conservan en el tiempo. Indiscutiblemente, uno valores de esos es la solidaridad, que permite ser mejores cristianos y ciudadanos.

 

Aunque en incontables artículos y entrevistas se ha comentado que en este país existe una pérdida de valores es necesario enfatizar que la solidaridad de nuestra gente se mantiene no sólo como un valor sino como una virtud propia de los individuos nacidos en esta tierra. Se puede considerar que se lleva en el ADN, a pesar de que muchos aseguran que es un valor que se ha perdido.

 

Al estudiar la Historia de Venezuela, sorprende como la solidaridad se evidencia desde la época de la lucha por la independencia, cuando los venezolanos lideramos con tesón la independencia, no sólo de nuestro país, sino del continente.


Posteriormente, en la primera mitad del siglo XX, evidenciamos que esta maravillosa tierra le abrió las puertas a un significativo número de europeos que huían de la II Guerra Mundial, o de la Guerra Civil Española, para que luego de la década de los 60 recibiera también a inmigrantes colombianos  que comenzaban a llegar en busca de paz, crecimiento económico y educación. Aquí encontraron un lugar para fundar sus familias y vivir sin atropellos, como nuestros hermanos. 

 

Próximamente celebraremos el Día Internacional de la Solidaridad, por ello, es necesario  recordar estos hechos que enaltecen nuestro gentilicio, porque más allá de las confrontaciones, las diferencias ideológicas y el lamentable panorama que vive nuestro país, la solidaridad siempre emerge recordándonos que esta es una manera de caminar hacia una sociedad más humana, equitativa y justa. Eduquemos a las futuras generaciones para que éste siga siendo un don que nos acerca a Dios como seres humanos y como pueblo.

 

 

 

 




^ Subir