Universidad del Zulia
Correo LUZMapa del sitio
22 de marzo de 2017
 
Más Secretaría
Videos Secretaría
Calendario de Grado
Ubicación y contacto
Gacetas universitarias
Normas y Reglamentos de LUZ
Encuesta
¿Dónde te enteras de las noticias de asignación a LUZ y consignación de documentos?
  

images/stories/topes/banners2.jpg

Agrandar texto   Reducir texto   Reestablecer texto    
Misericordia y fe PDF Imprimir Correo

Dra. Marlene Primera Galué/ Secretaria LUZ

 

La misericordia es un término que  proviene del Latín y se refiere a una virtud de los seres humanos a compadecerse de las miserias ajenas. El diccionario de la Real Academia  Española, define que es un atributo de Dios para “perdonar pecados y miserias de sus criaturas”. Este año jubilar el Papa Francisco le ha denominado el Año Santo de la Misericordia, para redescubrir el perdón y curar las heridas que nos hacen sufrir.

 

En esta ocasión el llamado es a no distraernos en lo banal sino a concentrarnos en lo que es esencial para la vida y para el espíritu, principalmente en circunstancias en las cuales nuestra Iglesia está cambiando y nuestras sociedades atraviesan dificultades que menoscaban  la paz del individuo.

 

En este sentido, el Papa ha reiterado en más de una oportunidad que la precariedad de los pueblos no sólo perjudica la vida en un plano material o físico, también lo hace silenciosa y peligrosamente en un plano espiritual, quebrantando la esperanza de cada persona y con ello la fe.

Por ello, la importancia de este año jubilar que nos invita a retomar lo básico para la vida cristiana como lo es el perdón y la solidaridad con el que más sufre o con el desvalido y que contribuye a la conversión que buscamos en la Semana Mayor.
 

Durante este año jubilar, están todos invitados a realizar un rito de significancia para todos los católicos. Atravesar la Puerta Santa de la Catedral ubicada en cada ciudad, como señal de que buscamos atravesar una “vía extraordinaria” hacia la Salvación.
 

El ritual es idóneo para profundizar en la esencia de este  mensaje, buscar el perdón de Dios, así como perdonar, además de asumir el compromiso de mejorar nuestras vidas de la única manera posible, acercándonos a nuestro Padre celestial y rindiendo fidelidad a su palabra.
 

Los venezolanos necesitamos vivir con auténtico gozo este año jubilar para profundizar en el amor de Dios y conocer de cerca su bondad y amparo. En esta noche santa que la Vigilia Pascual nos haga reencontrar con Dios y mañana, Domingo de Resurrección, vivamos la Pascua en nuestros corazones.




^ Subir